Login
780x120 1

Otra aceleración: la de los vehículos eléctricos

Otra aceleración: la de los vehículos eléctricos

Estudio de Accenture destaca el efecto de la pandemia en el camino a la electrificación, lo que genera una serie de desafíos para la industria automotriz.

Al parecer, la aceleración de la producción de vehículos eléctricos está sacudiendo la industria del automóvil de un modo que no se previó. La electrificación está acelerando la revolución de la movilidad, apalancada con otros aspectos como la conectividad, la movilidad compartida y las asociaciones que generan los vehículos autónomos.

De acuerdo con un reciente estudio de Accenture, la revolución de los vehículos eléctricos se ha acelerado producto de la pandemia. Es así que, para el año 2025 se espera que todos los vehículos nuevos estén conectados y que, para 2030, probablemente el 30% serán eléctricos.

Agrega el estudio que el 58% de los vehículos autónomos y ligeros se construyen sobre una cadena cinemática eléctrica. Y que el 45% de los proveedores de vehículos compartidos en Europa ya opera con una flota 100% eléctrica.

Según María Francisca Yáñez, directora de Industry X en Accenture Chile, la electrificación de la movilidad permite a las empresas resolver las necesidades de los consumidores, además de probar vehículos eléctricos al usar servicios de movilidad compartida.

Nueva experiencia de consumo

Explica la especialista que la electrificación facilita además la gestión de la flota compartida, simplificando el mantenimiento y permitiendo mayor disponibilidad de vehículos. Asimismo, la reducción de las emisiones anima a los municipios a impulsar las flotas compartidas.

“Además, impulsa el transporte autónomo, porque hace más eficiente la gestión del vehículo y aumenta la disponibilidad gracias a la gestión autónoma de carga y mantenimiento. Así también, las características de los vehículos eléctricos –por ejemplo, menos piezas móviles– facilitan la adopción de la tecnología autónoma”, agrega Yáñez.

La electrificación implica cambios en los vehículos que aceleran la necesidad de una nueva experiencia de consumo para las personas. Por ejemplo, un auto eléctrico tarda mucho más en cargarse que los simples tres minutos de repostaje de gasolina tradicional. Empresas como Volkswagen ofrecen una plataforma específica para vehículos eléctricos: la matriz Modular Electric Drive.

Francisca Yañez Accenture Publimark

María Francisca Yáñez, directora Industry X de Accenture Chile

El efecto pandemia

Destaca la experta de Accenture en Chile que la pandemia de Covid-19 redefinió la movilidad al introducir el distanciamiento y otros cambios importantes en los estilos de vida.

“El bloqueo afectó cada punto del sector automotor, desde los proveedores de piezas hasta los concesionarios. Pero el impulso hacia la electrificación de los vehículos continúa”, afirma María Francisca Yáñez.

Según ella, el Coronavirus no detendrá la revolución. De hecho, se espera que el número de vehículos eléctricos llegue a casi 10 millones este año, pues las ventas crecen a pesar de la pandemia y las de estos vehículos podrían alcanzar un récord. “La revolución electrónica impulsará una movilidad más sostenible”, expone.

Tres grandes desafíos enfrentan en este contexto los fabricantes de automóviles, según Accenture. Uno es la rentabilidad del vehículo, versus las elevadas inversiones necesarias. Otro, su usabilidad, considerando la preocupación por la autonomía, y la sustentabilidad ambiental, que ya obliga a todos a centrarse en el ciclo de vida completo de los vehículos.

volver arriba

Acerca de

Siguenos