Login
ticket plus 2

Yuval Ben-Itzhak: ¿Es Clubhouse un creador real de tendencias?

Yuval Ben-Itzhak: ¿Es Clubhouse un creador real de tendencias?

Presidente de la empresa de marketing en redes sociales Socialbakers analiza el fenómeno de la llamada aplicación del momento en ese entorno.

Actualmente, Clubhouse tiene cerca de dos millones de usuarios activos semanales y son muchos los que están esperando todavía recibir una invitación. Es la aplicación del momento, contando incluso con la participación de Elon Musk y Mark Zuckerberg, lo cual le ha dado un buen impulso últimamente.

Sin embargo, aunque muchos corren por entrar a los chats, también se ha comentado que la aplicación puede ser una especie de ‘ladrón del tiempo’: los usuarios pueden pasar horas escuchando conversaciones hasta que logran dar con un dato revelado.

¿Qué tiene de interesante? Esencialmente, la aplicación ofrece a la gente acceso a conversaciones interesantes en una época en que la pandemia nos ha obligado a mantener la distancia.

También, y es realmente único, está democratizando el acceso a líderes inspiradores, celebridades y hasta a la educación. ¿En qué otro lugar pueden los usuarios chatear con inversionistas ángeles de Silicon Valley, escuchar a magnates de la música o hablar con el CEO de una empresa Fortune 500?

¿Qué puede significar el auge de Clubhouse para los profesionales del marketing? Dado lo que sabemos hoy sobre la aplicación, veo un sinfín de posibilidades para que estos lleguen a su público objetivo con contenidos relevantes.

"¿En dónde más podrían los usuarios tener una experiencia así hoy? La respuesta es: en ningún lado."

Los cuartos o salas de Clubhouse podrían cumplir con el mismo propósito que los influencers más “pequeños”, aprovechados por los mercadólogos para alcanzar y conectar con sus audiencias sobre un tema específico; por ejemplo, maquillaje o fitness.

Debería hacerlo también muy atractivo para los profesionales del marketing el contacto directo que les proporciona con su público. Ahora más que nunca, los consumidores buscan que las marcas sean auténticas, accesibles y dignas de confianza.

Las marcas que se abran al formato interactivo de Clubhouse probablemente ganen más credibilidad entre sus clientes actuales y potenciales.

Por último, ofrece a las marcas la oportunidad de ‘demostrar’ su experiencia. Por ejemplo, Nike quiere que sus clientes sepan que tiene experiencia en entender lo que un corredor necesita de un par de zapatillas para alto rendimiento. Las salas de Clubhouse podrían ser el entorno perfecto para compartir esos conocimientos y construir credibilidad para la marca.

Queda claro que tiene el potencial de poderosa herramienta para los mercadólogos; no obstante, en el mundo digital, el éxito tiene un precio. Su alcance directo es pequeño hoy en día, si se compara con las plataformas de social media ya establecidas.

"Dado lo que sabemos hoy sobre la aplicación, veo un sinfín de posibilidades para que estos (profesionales del marketing) lleguen a su público objetivo con contenidos relevantes."

Sin embargo, cuando Clubhouse se decida a dar el salto, se vuelva ‘mainstream’, y se abra a usuarios y anunciantes, se enfrentará a los mismos retos que el resto de las redes sociales: la regulación o moderación de contenidos y la contaminación digital.

Facebook y Twitter llevan tiempo lidiando con cómo moderar contenidos, usando una mezcla de tecnología y horas-hombre. Pero, ¿qué pensarán los usuarios de Clubhouse cuando la plataforma pierda su atractivo crudo, sin filtros? ¿Y cómo moderará la plataforma los contenidos de audio?

Clubhouse publicó un post sobre la Moderación de la Comunidad, lo que es un buen comienzo. Sin embargo, esos lineamientos parecen depender en gran medida de que los individuos se ‘comporten’ bien y sigan las directrices establecidas, más que de la tecnología para gestionar la moderación a escala.

Los miembros de Clubhouse reportan conversaciones con líderes empresariales, líderes de opinión y celebridades. Tienen conversaciones de todo tipo de temas, desde música y filosofía, hasta comedia.

¿En dónde más podrían los usuarios tener una experiencia así hoy? La respuesta es: en ningún lado.

Pero, como ocurre con cualquier aplicación de redes sociales, el éxito a largo plazo de Clubhouse dependerá de su capacidad para atraer y retener a los usuarios y escalar mientras ofrece algo único.

Hoy su acceso es exclusivo, lo que le añade un factor de atracción y misterio, pero ¿en dónde estarán los usuarios cuando Twitter lance Spaces o si Facebook decide competir con un formato similar?

volver arriba

Acerca de

Siguenos