Login
ticket plus 2

Juan Ignacio Guldman: Día Mundial de la Bicicleta

Juan Ignacio Guldman: Día Mundial de la Bicicleta

El gerente de operaciones de Völmark plantea razones por las cuales piensa que esta fecha va mucho más allá de ser una efeméride.

Tras más de dos siglos de uso, la bicicleta se ha consolidado como un medio de transporte versátil, sostenible y ecológico, que contribuye a la gestión ambiental y beneficia la salud. Justamente para destacar esos atributos y promover su uso, cada 3 de junio la ONU celebra el Día Mundial de la Bicicleta, motivando a la ciudadanía a unirse a este mensaje y a los gobierno a accionar mayores políticas públicas en pro del ciclismo.

Este año, la efeméride llegó en un momento de auge sin precedentes en el uso de la bicicleta, a raíz de la pandemia y la necesidad que se impuso de usar medios de transporte que mantengan la tan nombrada distancia social y eviten aglomeraciones.

En ese escenario, las bicicletas eléctricas están liderando el crecimiento, pues permiten realizar toda la rutina diaria, sin importar las distancias a recorrer o el nivel de entrenamiento que tenga el usuario.

Tal ha sido su protagonismo que, según un estudio norteamericano, que fue citado por The New York Times, la venta de e-bikes en ese país creció en 2020 un 150% respecto al año anterior, porcentaje muy por sobre el 70% de incremento que alcanzaron los modelos convencionales.

En Chile, en tanto, continúa perfilándose como el medio de transporte ideal. Sin ir más lejos, hace algunos meses un estudio arrojó que el 19% de los chilenos comenzó a moverse en bicicleta a raíz de la pandemia.

El dilema se encuentra cuando vemos que muchos que deben recorrer largas distancias, por ejemplo, para realizar despachos; algunos usan bicicletas con motores fuera de toda normativa, que además de emitir partículas contaminantes generan grandes daños a nivel acústico.

El Covid, el crecimiento de las ciudades y la crisis ambiental que vive el planeta nos han desafiado a usar transportes más rápidos, seguros y sustentables, y en eso una gran solución es la que llega de la mano de la electromovilidad.

Por eso, nuestro llamado es que dejemos de pensar solo en ciclovías o reglas de convivencia vial, que son sumamente relavantes, y expandamos la mirada a políticas públicas que fomenten la compra de buenas e-bikes.

Tal es el caso de Madrid, donde el gobierno activó un completo plan de ayudas económicas de dos millones de euros para el fomento de la movilidad cero emisiones, que incluye la concesión de hasta seiscientos euros para quienes quieran adquirir una bicicleta eléctrica.

Las comparaciones son odiosas, pero a veces vale la pena hacerlas e inspirarnos justamente en el mes que se conmemora el Día Mundial de la Bicicleta. Porque, si queremos instaurar una verdadera cultura ciclística, descongestionando nuestras calles e impactando la salud de las personas, es preciso ofrecer estímulos y apoyos reales que permitan acelerar de una buena vez nuestras bicicletas.

volver arriba

Acerca de

Siguenos