Login
ticket plus 2

Felipe Inostroza: “Queremos que Kombuchacha sea la nueva gaseosa”

Felipe Inostroza: “Queremos que Kombuchacha sea la nueva gaseosa”

El gerente de marketing de la marca de bebida aplica lo aprendido en la industria de alimentos a la estrategia de un producto que representa todo lo nuevo en el consumo.

Desarrollar el marketing de una marca que parte desde cero representa para Felipe Inostroza, gerente de marketing de Kombuchacha, un gran desafío y a la vez una oportunidad. Más aún cuando se trata de una marca que encarna un conjunto de valores que, en los tiempos que corren, representan a buena parte de una generación y sus preferencias de alimentación.

El ejecutivo se integró al emprendimiento, iniciado poco tiempo antes por María Prieto, con el objetivo de llevar adelante una estrategia que le permitiera a Kombuchacha llegar a muchos puntos de ventas en todo el país y convertirse con el tiempo en algo más que una bebida de nicho.

Ocho años de experiencia en Tres Montes Luchetti, donde llegó a ser gerente de marketing, le entregaron numerosas herramientas y el conocimiento del mercado masivo de alimentos. Pero la llegada de su hijo lo hizo querer, junto a su señora, dejar la metrópolis y vivir en un mejor ambiente.

Instalado en Pucón, conoció a los fundadores de Kombuchacha, con quienes tuvo un buen match, y pronto ya estaba trabajando en la naciente empresa.

El nuevo futuro

“La construcción de la marca con sus valores me resultó muy atractiva, porque soy vegetariano y mi señora es vegana, estoy en esa tendencia, soy parte del público objetivo de Kombuchacha”, comenta Felipe al hablar de su arribo a este emprendimiento.

Considera que la tendencia de alimentación en que se inscribe esta marca –saludable, orgánica, sustentable y justa– ya está instalada y representa el futuro. “Queremos que Kombuchacha sea la nueva gaseosa del mercado, pero obviamente con valores, con un producto natural que es saludable y con todos los atributos que tiene la marca”, dice Inostroza.

A su juicio, a las empresas grandes y tradicionales les cuesta adaptarse a lo nuevo, por su carga de tradiciones o porque tienden a enfocarse en el mainstream, y lo miran por el lado. “Pero estas tendencias son el nuevo futuro, así es que estar en ellas en el momento en que parten puede dar un territorio ganado importante”, señala.

Kombuchacha lata Publimark

Salir del nicho

Sin una historia que le pese, Kombuchacha tiene que innovar, observando los mercados extranjeros. Este año se recertificó como orgánica. “Según la certificadora, somos de los pocos productos orgánicos elaborados que se hacen en Chile. En las góndolas puede verse algunos como el nuestro, pero extranjeros”, afirma Felipe.

Para él es importante llevar a esta bebida a ser la futura gaseosa, desde su esencia natural, orgánica y saludable, para que pueda salir del nicho en que aún está. En ese sentido, no puede quedarse en la mera idea de una bebida funcional.

Un trabajo estratégico, desde el punto de vista del marketing, les debiera permitir lograr ese objetivo. Al menos desde la "P" del producto hay algo que es consistente, en especial respecto de los valores de la marca. Estos se ven reflejados en sus ingredientes, en su fórmula e incluso en su empaque. “Tenemos la lata como envase, que es más barato, más reciclable y liviano, lo que facilita el transporte”, explica.

Kombuchacha Felipe Publimark

Kombuchacha se expande

Característica del producto es ser 100% vivo, lo que complica su distribución directa en plazas importantes por no contar con cadena de frío. “Podríamos hacer una concesión para llegar sin tantas complicaciones, pero ya no sería el mismo producto 100% vivo”, dice Felipe.

Con todo, la bebida se distribuye desde Arica a Punta Arenas, principalmente a través de los supermercados, que tienen cadena de frío. De manera directa llega a Isla de Pascua en avión y a tiendas del extremo sur acostumbradas a financiar envíos en camiones refrigerados.

Tras un reciente acuerdo con Unimarc, donde entraron a 90 nuevas tiendas, el número de puntos de venta en que está supera hoy levemente los 600 en todo Chile.

Con la idea de democratizar la kombucha, pese a tener ingredientes más caros, han logrado un precio por litro igual o menor al de sus competidores. “No miramos solo el precio de ellos, sino el de una lata de Coca-Cola, y vemos que la kombucha aún es cara. En la medida que logremos economías de escala, bajaremos los precios, porque nos sirve a todos que se consuma más kombucha”, explica Inostroza.

volver arriba

Acerca de

Siguenos