Login
aqui UT 728x90

Nicolás Moreno: Cuenta regresiva para el turismo nacional

Nicolás Moreno: Cuenta regresiva para el turismo nacional

El ingeniero civil industrial –gerente de la empresa de gestión de edificios Hapital– se refiere a elementos que deben considerarse en la reactivación de esta industria.

Unos de los sectores más perjudicados por el confinamiento a causa del Covid-19 ha sido la industria turística. Según datos de la Organización Mundial del Turismo, en mayo se evidenció una reducción del número de turistas internacionales en un 98%, en comparación con el 2019.

Nuestro país no escapa de esta impactante realidad. Desde el año pasado, a causa de la crisis social que vive Chile, el sector turístico ya venía siendo afectado, generando con ello una considerable cantidad de reservaciones canceladas, y una baja en la llegada de turistas extranjeros.

Mucho se ha comentado sobre la estrategia de reactivación, sin embargo, solo quedan tres meses para que el turismo interno tome el impulso.

Reactívate Turismo Fogape con Banco Estado, el Certificado de Compromiso ‘Confianza Turística’ y la implementación de protocolos sanitarios y buenas prácticas en sector turismo son planes de acción que está desarrollando el Estado para adaptarse a la nueva realidad global que vivimos.

Sin embargo, se percibe un gran vacío respecto de tendencias disruptivas que permitan llevar el sector turístico al siguiente nivel. Entonces, ¿cómo hacemos para levantar una ya alicaída industria local desde antes del actual escenario que enfrentamos?

"Lo concreto es tener enfoques en trabajos colectivos entre el sector público y privado, además de unificar criterios para que las rutas turísticas tengan un lenguaje nacional y sea un turismo de experiencias.”

Países como México, Brasil, Nicaragua y Ecuador ya están reabiertos para los viajeros. El turismo digital, de bienestar y la segmentación según el país de procedencia son algunas de las estrategias por las que optaron estas naciones para revertir la cruda realidad económica del rubro.

Chile es un país privilegiado por su diversidad de paisajes e increíble naturaleza, la existencia de aguas termales, la presencia de diversos centros magnéticos y su conexión con las estrellas y el universo. Sin embargo, desde el Gobierno no existen propuestas contundentes que impulsen estas nuevas tendencias turísticas globales que generan un impacto positivo sobre la economía nacional.

Con la llegada de la pandemia, la reingeniería ha sido un factor determinante en la supervivencia empresarial, las compañías han tenido que reevaluar nuevas formas de llevar a cabo sus negocios bajo un nuevo contexto mundial y es allí donde se posiciona el teletrabajo.

Es quizás este el guiño que necesitábamos para comenzar a repensar y reconfigurar el futuro de nuestro turismo.

Es momento de aprovechar las ventajas tecnológicas y reflexionar si nuestra industria cuenta con la infraestructura para que eso ocurra, con los beneficios colaterales que esto implica: mayor satisfacción en el ambiente laboral, incrementos en el rendimiento y calidad de vida de los colaboradores, disminución de costos de infraestructura, entre otros.

Hoy toda la cadena de valor del turismo debe volver a la carga para vencer el escepticismo hacia volver a invertir en esta industria tan afectada.

Lo concreto es tener enfoques en trabajos colectivos entre el sector público y privado, además de unificar criterios para que las rutas turísticas tengan un lenguaje nacional y sea un turismo de “experiencias”. Y que este sea el boca boca interno que este país necesita para volver a cargar energías para salir adelante.

volver arriba

Acerca de

Siguenos