Mayor formalidad podría salvar a la industria turística Destacado

Mayor formalidad podría salvar a la industria turística

Ricardo Margulis, presidente de Fedetur, señaló en foro online que ello será imprescindible para la sobrevivencia de las empresas, en su mayoría pymes, cuando pase la pandemia.

Un combate frontal a la informalidad es, a juicio del presidente de Fedetur, Ricardo Margulis, la única manera de lograr que la industria turística nacional sobreviva una vez que pase la pandemia. Participando en el programa del Banco Itaú “Visión de Líderes”, que se emite vía streaming, el gerente general de Valle Nevado se refirió al impacto que la crisis está generando en este sector empresarial.

El líder gremial alertó que, según sus proyecciones, este año ingresarán al país cerca de 2,5 millones de turistas, cifra muy inferior a los más de 4 millones que se esperaban antes de la emergencia. Agregó que el sector al que representa espera este 2020 pérdidas de entre 5.000 y 5.500 millones de dólares.

“El año es perdido en términos de turismo internacional… el foco vamos a tener que ponerlo en el turismo interno”, explicó Ricardo Margulis.

Comentó en la ocasión que, en su gran mayoría, los empresarios del rubro son pymes a quienes les cuesta acceder a ayuda financiera, por lo que tendrán el desafío de demostrar que son un lugar seguro y hacer frente a la informalidad. “Si queremos que la industria sobreviva post pandemia, hay que darle un combate frontal a la informalidad”, afirmó.

Temporada invernal complicada

Respecto de Valle Nevado en particular, Ricardo Margulis admitió en el espacio que el Itaú transmite a través de YouTube que la temporada de esquí de este año está complicada. Dijo que estaban confiados en un invierno con más nieve y que con la ya caída era probable abrir en una semana más.

Sin embargo, todavía están en conversaciones con las autoridades sobre los protocolos para poder volver a funcionar. Se están analizando medidas para garantizar la seguridad de trabajadores y clientes, como uso de mascarillas y de guantes, toma de temperatura, uso de tarjetas y compras online, además de distancia en los andariveles, filas y clases de esquí.

“Vamos a tener que limitar la capacidad o la venta de tickets, porque no vamos a poder tener la misma cantidad de público que teníamos el año pasado”, explicó Margulis, añadiendo que ello significará un sacrificio económico para el centro de esquí.

Turismo Margulis Fedetur

volver arriba

Acerca de

Siguenos