Guía de buenas prácticas para delivery de alimentos Destacado

Guía de buenas prácticas para delivery de alimentos

Documento elaborado por la Cámara de Comercio de Santiago y Achiga busca proteger en esta pandemia la salud de los clientes, de trabajadores de restaurantes y de repartidores.

Una guía de buenas prácticas de seguridad e higiene elaboraron la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) y la Asociación Chilena de Gastronomía (Achiga), con medidas específicas para la preparación y distribución de alimentos preparados.

El objetivo del documento, generado a partir de que el delivery se ha transformado en la única herramienta de venta que tienen los restaurantes y negocios de alimentos desde que se declaró la pandemia de Covid-19, es minimizar los riesgos de contagio.

Asimismo, a través de este protocolo, mediante el cual se busca proteger la salud de los clientes, del personal de restaurantes y de los repartidores, se pretende reforzar las medidas de seguridad sanitaria durante el proceso de elaboración y despacho de alimentos. El propósito de ello es que toda la cadena siga en forma estricta las recomendaciones vigentes de las autoridades de salud y las normativas de seguridad alimentaria.

Única forma de venta

Según lo expresado por la CCS y Achiga, la comercialización de alimentos preparados, que son despachados a través de sistemas de entrega a domicilio, representa hoy la única forma de venta de aquellos restaurantes que están funcionando mediante este sistema.

Esta modalidad les ha permitido los últimos meses sortear en parte la crisis económica, la que ha golpeado con fuerza al sector como consecuencia de la pandemia y las cuarentenas decretadas. Sin embargo, solo significa el 15% de los ingresos que estos negocios obtienen en tiempos normales.

Según cifras del INE, las ventas de restaurantes y servicios de comidas cayeron en un 61% en abril último, profundizando el complejo escenario que ya se arrastraba desde octubre del año pasado.

CCS Achiga

Cuatro etapas

La guía contempla medidas y recomendaciones en cuatro etapas: al tomar el pedido, al preparar los alimentos, al recoger el pedido y al entregar al cliente.

Máximo Picallo, presidente de Achiga, comentó que, siendo el delivery la única forma en que los asociados pueden funcionar en este momento, “hemos querido reforzar las acciones para garantizar el total cumplimiento de las medidas de higiene y seguridad impuestas por la autoridad, y reducir al máximo el riego de contagio del Coronavirus”.

A su vez, el presidente de la CCS, Peter Hill, destacó la necesidad de mantener activo el acceso de los hogares a los servicios de alimentación, así como los más de 400 mil empleos que provee el sector. “Esto requiere del máximo de responsabilidad sanitaria de parte de todos los actores que participan en esta cadena de consumo”, dijo, agregando que la guía contribuirá a consolidar las buenas prácticas en el rubro.

volver arriba

Acerca de

Siguenos