Login
ticket plus 2

Frutos de Lonquén innova con champiñones exóticos Destacado

Frutos de Lonquén innova con champiñones exóticos

Emprendimiento agrícola, que busca ampliar el consumo de este producto, tiene un portafolio de ocho variedades y acaba de lanzar un kit de autocultivo.

Si bien el cultivo de champiñones en Chile se inició a finales de los años 50 y desde entonces ha sido una industria poco diversificada a nivel nacional, en el último tiempo su consumo ha ido tomando fuerza. Aun así, se lo relaciona principalmente al champiñón blanco o París.

Especies con las que el mercado chileno está menos familiarizado, como los champiñones Shitake y Ostra Sin embargo, comienzan a destacarse por su versatilidad en la gastronomía, además de sus beneficios para la salud, dados sus importantes niveles de proteína y minerales.

Es este tipo de champiñones, calificados como exóticos, el nicho de la empresa agrícola familiar Frutos de Lonquén (FDL), especializada en la producción, comercialización y distribución de este tipo de hongos.

Creada en 2010 por dos ingenieros industriales, Gabriel Muñoz y Aníbal Yáñez, detectó un espacio para desarrollar en Chile la industria de hongos comestibles. Emprendió un proyecto arriesgado aunque distinto, amigable con el medio ambiente y, sobre todo, que canalizara la demanda por mejorar los estándares alimenticios.

Producción autosustentable

A partir de la reutilización de residuos madereros, elaboraron su propio sustrato, en el que luego son sembradas las semillas de cada tipo de champiñón. En un inicio únicamente con producción de Shitake, hoy FDL es la empresa nacional con mayor variedad de champiñones exóticos: Ostra, Eryngi, Enoki y Portobelo, entre otros.

Refiere Gabriel Muñoz, socio y gerente general, que el proyecto ha tenido un crecimiento exponencial. “Hace cinco años producíamos y vendíamos un solo tipo de champiñón; hoy tenemos un portafolio de ocho variedades y un desarrollo constante en innovación para nuevos productos que puedan acercar el mundo de los hongos a las personas”, comenta.

Explica que a lo largo del país han logrado posicionarse en cadenas de hoteles, restaurantes, catering, venta directa por ecommerce y cadenas de retail. Su modelo productivo, a diferencia de sus competidores, se basa en la autosustentabilidad y mejora continua de sus procesos, lo que impacta en el cuidado del medio ambiente y en la calidad.

FDL champiñones exoticos Publimark

Innovación y desarrollo

Recientemente, buscando generar conocimiento, lanzaron Cultiva+, un kit de autocultivo de variedad Ostra que permite tener en casa la experiencia de cultivar y cosechar sus propios champiñones.

Según explica Muñoz, es una caja que contiene el sustrato sembrado con semillas de champiñón Ostra, listo para comenzar a producir. Solo se debe seguir las instrucciones impresas en la caja y ver crecer los champiñones.

“Nuestro objetivo fue crear un producto atractivo que esté alineado con las actuales tendencias de huertas urbanas y autosustentables; además, captar la atención de los más pequeños en casa para fomentar el consumo de champiñones en su dieta diaria”, enfatiza el gerente general.

El nuevo desafío es fortalecer el área de Innovación y Desarrollo (I+D) y lanzar nuevos productos que resalten el valor nutricional de los champiñones, asesorándose con empresas especializadas en la para conseguir resultados dentro del primer semestre de este año.

volver arriba

Acerca de

Siguenos