Logo
Imprimir esta página

Apple en problemas no solo por culpa de China Destacado

Apple en problemas no solo por culpa de China
Aparte de la desaceleración del gigante asiático, precios de iPhones al alza, creciente competencia y saturación de mercados maduros explican sus menores proyecciones.

Tim Cook, CEO de Apple, envió el 2 de enero una carta a los accionistas de la compañía advirtiéndoles sobre una importante rebaja en las proyecciones de ventas para el último trimestre de 2018. Por cierto, se trataba de un “profit warning” que la empresa no se había visto en la necesidad de hacer desde 2002.

En la misiva, Cook explicó que la proyección de los ingresos trimestrales –que anteriormente oscilaba entre US$93 mil millones y US$89 mil millones– se situaba ahora en apenas US$84 mil millones, y que la caída en las ventas de iPhones, iPads y laptops debía ser atribuida casi en su totalidad “a la magnitud de la desaceleración económica, particularmente en la Gran China (China más Taiwán)”.

Mientras Cook difundía su misiva, la cotización en bolsa de Apple había sido suspendida. Pero apenas esta se reinició, el título se desplomó un 7,45%, volatilizando cerca de US$55 mil millones de su capitalización de mercado.

Un escenario complejizado

Concluía así un año 2018 nada fácil para el gigante tecnológico. En agosto se había transformado en la primera empresa del mundo en cotizarse por sobre el billón de dólares, pero terminó 2018 con una capitalización de mercado 7% menor, su peor desempeño desde la crisis de 2008. En este momento, tanto Alphabet (Google) como Amazon la superan en valor en las bolsas mundiales.

Y la desaceleración económica en China está lejos de ser la única causa de esta caída. Otra dificultad es –también en Estados Unidos y Europa– que las ventas de iPhones ya no crecen, pese a que Apple ha lanzado diversas variaciones y líneas del smartphone. No es un tema menor, si consideramos que en el tercer trimestre de este año dichas ventas aún daban cuenta de un 59% de los ingresos de la Manzana.

Analistas estiman que el mercado de smartphones está saturado en Estados Unidos y Europa, y convencer a la gente de cambiar su iPhone que todavía funciona por un modelo nuevo no es tan fácil como atraer una primera compra. Se estima que los usuarios están reteniendo sus antiguos modelos por más tiempo que nunca antes: el promedio se ha elevado desde 18 meses hasta 3 años.

La respuesta de Apple ha sido buscar soluciones de ingresos de largo plazo como App Store y Apple Pay. Y por supuesto, subir los precios de compra de los iPhones.

apple tim cook

Tim Cook, CEO de Apple

China: las claves de un mercado clave

No obstante, en el mercado chino –que implican el 20% de los ingresos de Apple– los problemas son aún mayores para el gigante de Cupertino. A diferencia de Occidente –donde servicios exclusivos impiden que el iPhone pueda intercambiarse por cualquier smartphone–, en China los servicios existen con total independencia de las marcas de smartphones.

WeChat, por ejemplo, va mucho más allá de una red social o un medio de mensajería instantánea: en esa red, mil millones de chinos ven las noticias, acceden a servicios gubernamentales, desarrollan negocios y pagan bienes y servicios. ¡Y hasta piden taxis!

Como escribió el analista tecnológico Ben Thompson hace un par de años, “a diferencia del resto del mundo, en China el nivel más importante del smartphone (...) no es el sistema operativo del aparato. Más bien es WeChat”. Y claro está, funciona tan bien en iOS como en Android.

Con un campo de batalla así nivelado, en China Apple enfrenta a rivales locales como Huawei, Oppo, Vivo y Xiaomi, que en muchos casos exceden las capacidades e innovaciones del iPhone a precios que pueden llegar a ser un 50% más bajos.

© 2000 - 2017 Publimark SpA.

Aquí estuvo D-NET.cl